María Lorente Hervás, premio honorifico en Educación Social y voluntaria en la Fundación

Soy María Lorente Hervás, y nací en Jaén un 29 de Junio de 1993.

Mi familia está formada por 4 miembros en total, mis padres y mi hermano. Actualmente vivo solamente con mis padres porque mi hermano se ha independizado, aunque creo que a mí también me falta poco tiempo para abandonar el nido.

Me gusta mucho leer, sobre todo poesía libre. Además, cuando tengo mucho tiempo libre, lo dedico a salir a la montaña; me gusta la escalada, hacer vías ferratas, la espeleología…en definitiva todo lo que sea desprender adrenalina al aire libre. Mis temas de conversación favoritos son el feminismo y la igualdad en cualquiera de sus aspectos.

Desde pequeña, por circunstancias familiares, he estado en contacto con el mundo de servicios sociales, por lo que es cierto que mi vocación de ser educadora social me empezó bastante pronto.

Dicho esto, no tenía claro si quería entrar al mundo universitario, y antes de la carrera, hice un CFGS de Integración Social, y finalmente, la carrera de educación social. He sido la que mejores notas ha sacado de mi promoción que, además, es la primera promoción que finaliza los estudios de Educación Social en la Universidad de Jaén (curso 2014-2018). Para mí, lo más difícil ha sido poder compaginar mi vida laboral, profesional, de voluntaria y de estudiante. Ha habido momentos realmente agotadores, pero gracias a la constancia y la fuerza de voluntad que me caracteriza, he logrado conseguir mi meta. Aquí no hay truco, lo único que cuenta es las ganas que tengas de conseguir algo.

Ahora mismo tengo trabajo de Educadora Social en una fundación, con jóvenes en riesgo de exclusión social, y me encanta mi trabajo. Hay días que son muy duros, pero eso al final me motiva para saber que no tengo que rendirme, que ellos me necesitan y necesitan que la sociedad les dé una oportunidad.

Mucha de la experiencia para afrontar con éxito determinadas situaciones complicadas a pesar de mi corta edad, la he conseguido gracias al voluntariado en diferentes instituciones, entre la que se encuentra Fundación Aliatar. Sin duda, he crecido mucho tanto a nivel personal como profesional en esta fundación. Hacen una gran labor por los que más lo necesitan.

Aprovecho, ya que creo que voy a tener la oportunidad de que me lea mucha gente, para decir que debemos ser más humanos y dar una nueva oportunidad a la gente que se equivocó en el pasado, o simplemente, debemos acoger y ayudar a aquellos jóvenes que se han encontrado con una vida complicada, y son simples víctimas.

Llevemos el respeto y la tolerancia como bandera.

Gracias.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Ponte al día de todo lo que pasa en la Fundación y colabora con nosotros.

Espere un momento...

Gracias por suscribirte!